QUE HACEMOS

Una Campaña por los Derechos Sexuales y Reproductivos

A casi dos meses de las elecciones nacionales, la campaña electoral va tomando forma y los candidatos/as de los partidos políticos en contienda plantean sus propuestas políticas. Sin embargo, hay temas que parecen no existir para aquellos que hoy les toca proponer soluciones a los problemas de la sociedad uruguaya.

logo_hv-2-a73d4

LA CAMPAÑA “Las decisiones sobre tu cuerpo, tu salud y tu vida te pertenecen. Son tus derechos, hacelos valer” tiene como objetivo impulsar la reflexión sobre la agenda de la salud y los derechos sexuales y los derechos reproductivos y el impacto que genera en la vida cotidiana de las personas y desde allí, promover el posicionamiento de los partidos políticos en torno a cómo garantizar, respetar y proteger estos derechos para que todas las personas los puedan ejercer y defender, sin discriminaciones de ningún tipo.

La salud y derechos sexuales y los derechos reproductivos en tanto derechos humanos universales e interdependientes de otros derechos, es uno de los asuntos invisibilizados por el sistema político que parece no comprender el impacto que genera sobre la vida de las personas la falta de condiciones para su pleno ejercicio.

Para ejercer estos derechos cada persona debe tener la capacidad y el poder para tomar decisiones libres, informadas y responsables sobre su sexualidad y su vida reproductiva. También debe poder acceder a los recursos necesarios para llevar a la práctica las decisiones tomadas, de manera segura, efectiva y sin sufrir discriminación alguna. Los derechos sexuales y los reproductivos son, por lo tanto, uno de los ejes de construcción de ciudadanía y de profundización de la convivencia democrática.

Sin embargo, son muchas las deudas y los pendientes del Estado uruguayo con sus hombres y mujeres.

  • El aborto voluntario es una práctica ilegal que transcurre en la clandestinidad con altos riesgos para la salud, la integridad emocional, la integridad física y la vida de las mujeres. Según las estimaciones disponibles, cada 20 minutos sucede un aborto en el Uruguay.
  • Si bien el acceso a la anticoncepción como estrategia para prevenir embarazos no planificados y no deseados está incorporada en los servicios públicos, no sucede lo mismo con los servicios privados. En la medida que el Sistema Nacional Integrado de Salud no incorpore el acceso a una amplia gama de métodos anticonceptivos seguros y de calidad (incluidos métodos reversibles y no reversibles), muchas mujeres (y sus parejas) verán limitadas sus posibilidades de controlar la capacidad reproductiva.
  • Aunque se registran avances en materia de atención del embarazo, parto y puerperio, es necesario mejorar la calidad de la atención, el número de controles, la captación temprana, la reducción de la alta tasa de cesáreas evitables, así como la sífilis congénita y el VIH sida.
  • El VIH- Sida en el Uruguay es un tipo de epidemia concentrada en grupos en situación de vulnerabilidad: trabajadoras sexuales, personas trans, personas privadas de libertad, usuarios/as drogas inyectables, HSH). Sin embargo, su transmisión crece principalmente entre personas jóvenes y en mujeres. Las personas con VIH incluidos los niños y niñas tienen dificultades de acceso a tratamiento antirretroviral y a los estudios clínicos, así como continúan siendo objeto de discriminación y estigma en distintos ámbitos sociales, laborales, familiares.
    La atención a mujeres en situación de violencia doméstica y sexual, en tanto problema de salud pública y de violación de derechos humanos, ha sido insuficiente hasta el momento y si bien existe un mayor involucramiento del sector salud, la respuesta institucional es débil y debe mejorarse notablemente.

Las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y travestis hacen frente al prejuicio, la discriminación y los mensajes violentos cotidianamente, lo que afecta negativamente el desarrollo pleno de su persona y ciudadanía. Sin embargo, no es visualizado como un problema para el conjunto de la sociedad.

Por todo esto y por mucho más, es que entendemos necesario contribuir al debate social y político sobre estos asuntos, también en tiempos electorales, cuando los partidos políticos presentan sus agendas de gobierno.

Impulsar una Campaña por la promoción del respeto y las garantías para el pleno ejercicio de la salud y los derechos sexuales y los derechos reproductivos, es una demanda ciudadana de larga data ante la cual el sistema político tiene la obligación de brindar respuestas para solucionar problemas vigentes que afectan la calidad de vida de uruguayos y uruguayas.

SUMATE A ESTA CAMPAÑA