Multimedia

Noticias

Uruguay: el debate por el aborto agita la campaña. Hacia el ballottage / Faltan 12 días

Publicado el 17/11/2009

Mujica apoyó la despenalización, pero luego relativizó su postura.

Nelson Fernández Corresponsal en Uruguay.

MONTEVIDEO.- El debate sobre la despenalización del aborto en Uruguay se convirtió ayer en eje de la campaña electoral entre los candidatos José Mujica y Luis Alberto Lacalle y sustituyó la polémica sobre un impactante arsenal hallado por la policía y sus posibles vínculos con los tupamaros.

La oposición encontró otro flanco débil de Mujica tras su respaldo a la legalización de la interrupción del embarazo y comenzó con movilizaciones contra esa propuesta, lo que hizo dudar al candidato frenteamplista sobre apoyar una futura ley. El viernes pasado, había dado su apoyo a la despenalización del aborto, pero anteayer dijo que si llega a la presidencia, no enviará un proyecto de ley al Parlamento.

En noviembre de 2008, la coalición oficialista del Frente Amplio había logrado aprobar en ambas cámaras la ley de salud reproductiva y de educación sexual, pero el presidente Tabaré Vázquez vetó los artículos referidos al aborto.

El 25 de octubre pasado, la izquierda ratificó su mayoría en ambas cámaras y se replanteó el tema para que fuera tratado por la Legislatura, que comenzará a sesionar el 15 de febrero. La fórmula presidencial del FA ya levantó su mano en el Senado para aprobar ese texto, luego vetado por Vázquez, lo que despertó expectativas en las organizaciones de mujeres y en la central sindical.

En las últimas horas, el debate se reabrió luego de que Mujica y Astori ratificaran ante una delegación de mujeres frenteamplistas su apoyo a la despenalización.

Pero Mujica pidió luego a un canal de TV poder hacer una precisión: “No vamos a tener la más mínima iniciativa”. Así descartó que si llega a la presidencia, tenga planeado enviar al Parlamento un proyecto de ley en este sentido, como reclama casi toda la izquierda. Mujica planteó celebrar un plebiscito, pero la Constitución no prevé el mecanismo para estas consultas.

El candidato del oficialismo aclaró que si gana y la bancada frentista aprueba esa legislación, no la vetará. La senadora socialista Mónica Xavier declaró que insistirán en el proyecto. Así figura en el programa de gobierno, que sostiene que el FA impulsará “recuperar terreno sobre lo avanzado en materia legal en el campo de los derechos sexuales y reproductivos, incluida la despenalización del aborto”.

Mujica se sintió bajo presión ante las fuertes manifestaciones de rechazo a una ley sobre el aborto, sobre todo de organizaciones católicas. Además, por las declaraciones de Lacalle, que recordó que la Constitución establece “el derecho a la vida” y que la declaración de principios de su partido reconoce “la defensa a la vida desde el momento de la concepción”.

Desde que el viernes pasado Mujica y Astori se comprometieron ante las mujeres frentistas a impulsar una ley de aborto, organizaciones sociales que se oponen a esa reforma comenzaron a movilizarse.

Durante los últimos tiempos, Uruguay ha estado a la vanguardia en esta clase de legislaciones. En 2007, se promulgó la ley de unión concubinaria, que reconoce legalmente a las parejas que no se hayan casado, incluso entre personas del mismo sexo. Este año, se derogó la norma que impedía el ingreso de homosexuales a las fuerzas armadas y se promulgó una ley de adopción, que habilitó a concubinos y a parejas de homosexuales a adoptar.

En octubre, se promulgó una ley sobre el derecho a la identidad de género, que permite cambiar nombre y sexo en los documentos.

Fuente: Diario La Nación