MULTIMEDIA

MYSU EN LOS MEDIOS

Una de cada tres jóvenes en América Latina es víctima de la violencia

Controlar los abusos durante el noviazgo, una de las asignaturas pendientes.
CRISTINA CASTRO – Madrid –

Ochenta millones de jóvenes latinoamericanas menores de 35 años, es decir, una de cada tres, ha sufrido algún tipo de violencia. Con esta estremecedora premisa, el secretario general de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), Eugenio Ravinet, presentó ayer en Madrid la campaña Maltrato Zero contra la violencia de género, centrada en la población joven y la violencia durante el noviazgo.

“Los comportamientos que perpetúan la violencia de género se repiten de igual manera en las nuevas generaciones”, advirtió Ravinet. Según explicó, la percepción entre los jóvenes es que, como los comportamientos no son tan graves, el maltratador queda impune y las chicas se suman también a las conductas sexistas y violentas. “Estos malos tratos se esconden, por ejemplo, bajo la prueba de amor, por la que el novio la fuerza a tener relaciones sexuales”, dijo el director de la OIJ. Los datos son abrumadores: una de cada cinco jóvenes ha sido forzada a mantener sexo y el 12% de las chicas entre 15 y 24 años ha sufrido abusos.

Pocos países latinoamericanos han cuantificado el problema, pero, como ejemplo, algunas cifras de los que sí lo han hecho: el 75,8% de las mexicanas entre 15 y 24 años ha sufrido agresiones psicológicas y el 16,5% ha vivido al menos un ataque sexual. En México DF, nueve de cada 10 jóvenes ha sufrido algún tipo de violencia en el noviazgo y el 30% dice que calla cuando tiene conflictos de pareja por temor.

En general, los datos de violencia de género en la región van en aumento. Crecen las denuncias, pero también las muertes y se estima, en general, que en seis de cada 10 parejas jóvenes hay violencia. Pero el problema, oculto tras patrones culturales y el propio entorno familiar, es invisible. “Es difícil que una chica que ha visto a su madre sufrir estas conductas piense que ella puede tener un destino diferente”, explica Ravinet.

También urgió a “visibilizar” el problema Juan Eduardo Fáundez, director del Instituto Nacional de la Juventud en Chile: “En Europa la discusión ya está instalada, pero en Latinoamérica apenas se ha cuantificado”. Fáundez cree que la educación es una de las claves, pese a que el problema se da en todos los estratos sociales y económicos y de edad.

Miedo a denunciar

María Lourdes Chávez, del Instituto Mexicano de la Juventud, explicó algunos de los datos de México, país que está tratando de romper con esa invisibilidad. “Queremos fomentar la cultura de la denuncia, porque las mujeres sienten mucho miedo y pena de denunciar”. Chávez anunció que su país prevé la puesta en marcha de un gabinete jurídico de atención psicológica gratuito para estas víctimas. Que no haya concienciación dificulta el problema: “Es necesario dar atención integral a estas mujeres, porque están mal emocionalmente y hay que ayudarlas a no echarse atrás a la primera de cambio”, dijo Chávez.

Es el propósito de la campaña Maltrato Zero, que busca implicar a los jóvenes en esta lucha. Ya ha arrancado en España y Chile, ayer se lanzó en Portugal y este fin de semana lo hará en Ecuador, Colombia, Argentina, Paraguay y Brasil. Aparte de la difusión en medios tradicionales, los jóvenes pueden subir sus propias fotos y vídeos a la web (www.maltratozero.com). En España la han visto ya casi 100.000 personas, que han subido más de 2.000 fotos y 200 vídeos.

En el capítulo de la acción, Ravinet cree que “América Latina es una región privilegiada, porque cuenta con la Convención iberoamericana de derechos de los jóvenes”. El documento ya ha sido ratificado por España, Uruguay, Ecuador, Honduras, República Dominicana y Costa Rica. El Salvador se ha comprometido recientemente a la firma, pero aún no lo han hecho ni Chile ni Colombia. Sobre los dos países que no firman la convención, Ravinet es duro: “Al parecer quieren que los jóvenes sigan siendo ciudadanos de segunda clase”.

Más allá de la legislación, Ravinet cree que la clave está en cambiar “el código cultural de cómo se plantean las relaciones y que está muy arraigado”. Lo que para él significa “dejar de lado el cariño malo de los boleros y entender que las relaciones son para disfrutar y no para sufrir”.

VI Encuesta de la Juventud en Chile

EL PAÍS adelanta algunos datos de la VI Encuesta Nacional de la Juventud, elaborada por el Instituto Nacional de la Juventud de Chile, que se presentará en diciembre. El estudio se ha realizado a partir de entrevistas a más de 7.500 jóvenes entre marzo y mayo.

El 20% de las jóvenes sufre violencia psicológica en la pareja. Casi una de cada 10 sufre maltrato físico y un 1% abusos sexuales.

La educación es un factor determinante para erradicar la violencia: el maltrato físico en personas con estudios secundarios o inferiores se da en un 10,1% de los casos; en técnicos superiores y universitarios, en un 3,5%. El maltrato psicológico se produce más entre personas de bajo nivel educativo, casi en una de cada cinco, que en universitarios, un 11,8%.

Cómo abusan de la pareja: el 30,7% controla las salidas, los horarios y las apariencias; el 18,5%, las amistades, y un 13,5% usa las descalificaciones.

El 17,5% admite restringir las amistades a su pareja; el 14,3% admite maltrato físico, y el 11,3% controla las actividades de la pareja.

Fuente: EL País de Madrid

MÁS MEDIOS

CONTACTO