Multimedia

Noticias

Lacalle piensa que ’las niñas’ deben aprender a decir que no quieren tener relaciones sexuales

Publicado el 17/09/2009

“Si bien hay profesores respetuosos de la psicología, del pudor, de la delicadeza con que tiene que tratarse el tema, hay algunos que quizá tengan una posición más cruda. Como no se trata de que si A se pone dentro de B puede surgir C, para hacerlo de la manera más aséptica posible, tiene que enseñarse a la niña sobre todo porque es en definitiva la que da la última palabra, que frente al acto sexual hay primero la negativa. Ésa es la primera respuesta, el no; yo esto no lo hago porque no lo deseo en este momento, o porque tengo una convicción de mantener una situación…”, dijo el candidato Luis Alberto Lacalle, el lunes en el marco del ciclo de entrevistas a los presidenciables que llevan adelante los estudiantes de periodismo y comunicación de la Universidad ORT, y que ayer exhibió TCC.

Su respuesta venía a cuento de si mantendría el programa de educación sexual que comenzó a aplicarse en las escuelas con la distribución del manual “Sin vergüenzas con vos”. La pregunta estaba relacionada con la importancia de la educación sexual como herramienta para combatir el embarazo adolescente y las enfermedades de transmisión sexual. Sobre el texto en cuestión, el ex presidente sostuvo que no lo conocía pero se mostró favorable a su existencia, aunque con algunas reservas: “Deben ser textos muy delicados, no demasiado explícitos, puede haber diagramas más que fotografías, se puede explicar de una manera sobria, no con detalles que entren en lo íntimo. Creo que tiene que haber educación sexual […] es increíble que haya gente que crea que hay formas de embarazarse más allá de la única que hay. La enseñanza y la explicación es fundamental, pero no olvidarse nunca de que también hay que enseñar a decir que no, por la dignidad del ser humano, sobre todo de la niña, a decir que no”.

También lo consultaron sobre sus ingresos y sobre cómo podía ser que sólo contara con su jubilación, como expresó semanas atrás, ante lo cual aclaró que, si bien tiene un campo con 300 reses y 400 ovejas, sólo le da para pagar impuestos y sueldos, pero no le genera renta. Sobre sus varias propiedades dijo que tampoco le dan ingresos sino gastos, y que si vendiera sus casas en Carrasco y Punta del Este y los dos autos, y empezara a viajar en ómnibus y viviera en Ciudad Vieja, seguramente tendría mucha más renta, pero que no, que vive de su jubilación y otros cinco mil pesos mensuales que le aportan los bonos del tesoro que posee.

“Y aparte fue todo bien habido, así que si tiene alguna duda se la va sacando rápido”, le sugirió a la joven que lo había consultado.

Otra estudiante le recordó las loas que había lanzado sobre el dictador español Francisco Franco, luego de conocerlo, en 1963, y su libro Trafoguero. “Uno a los 19 años escribe muchas pavadas de las cuales después se arrepiente. También escribí de Fidel Castro, sobre quien cambié de opinión. Todos lo admiramos cuando bajó de la Sierra creyendo que era un libertador y fue el dictador de más tiempo en el mundo y el responsable de más muertes en América”. “¿Y sobre Franco qué opina ahora?”, insistió la joven. “Insista todo el tiempo que quiera, que estoy bien preparado para la respuesta.

Pienso de manera distinta aunque considero que en la Guerra Civil española ninguna de las dos partes tenía toda la razón”.

Después vino la pregunta cuya contestación se conoció el martes pasado, acerca de cómo había tomado que, según Búsqueda, el MPP estuviera investigando su vida privada: “Mire, a mí de un grupo de asesinos, torturadores y ladrones como el MPP nada me sorprende. Yo estuve en la jaula donde tuvieron a la gente bajo tierra, de 1,60 por 1,10, así que nada me asombra de lo que puedan hacer.

En cuanto a investigaciones soy de las personas más investigadas en el país, así que investiguen todo lo que quieran”.

Fuente: La Diaria