Multimedia

Noticias

Declaración de OSC – 3ª Reunión Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible

Publicado el 26/04/2019
declaración OSC

DOS MONÓLOGOS NO HACEN UN DIÁLOGO

Nosotras y “nosotros los pueblos1”, representados en organizaciones, asociaciones, federaciones, coaliciones, colectivos, pueblos indígenas, movimientos sociales, redes y sindicatos, reunidos en este Foro, organizados como Mecanismo de participación de la Sociedad Civil en 20 grupos conformando una Mesa de vinculación elegida por sus integrantes, reiteramos nuestro compromiso con la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe, construida entre múltiples actores para lograr los objetivos de desarrollo sostenible – ODS, bajo la consigna de “no dejar a nadie atrás”. Los aportes de la sociedad civil a la Agenda, son innegables y han sido reconocidos en diferentes ámbitos. Sin embargo, esta es la tercera vez que llegamos a este Foro y nos encontramos con un documento acordado sólo por los gobiernos, sin espacios reales para la participación efectiva de la sociedad civil. ¿Dónde está el diálogo? Dos monólogos no hacen un diálogo.

Lamentablemente, en la mayor parte de los países de nuestra región, los criterios, aportes y recomendaciones de la sociedad civil, incluyendo especialmente a los países no hispanoparlantes del Caribe, no son tomados en cuenta: no existen mecanismos que garanticen la participación de la sociedad civil, no es posible hablar con los gobiernos porque continúan hablando entre pares. ¿Y qué somos nosotros? La sociedad civil, ¿sus impares? Sin estos impares no se va a lograr el desarrollo sostenible. Las organizaciones de sociedad civil somos legítimos actores del desarrollo sostenible, reconocidos mundialmente2.

Demandamos a los gobiernos de nuestra región ratificar e implementar los Tratados y Convenciones Internacionales sobre Derechos Humanos3.

Reiteramos la denuncia sobre los ataques constantes a la democracia y al multilateralismo en nuestra región. Estamos viviendo profundos retrocesos a partir de la ofensiva conservadora, fundamentalista, privatizadora y neoliberal, que amenaza la paz y el desarrollo sostenible y el reconocimiento de todos los derechos humanos. Vemos a diario la persecución, la criminalización de la protesta, el despojo de tierras y territorios y riesgo de exterminio de pueblos indígenas y el asesinato de líderes y actores sociales, especialmente defensores y defensoras de los derechos humanos, atacados por defender la paz, sus territorios, la justicia social, ambiental, económica y de género, que se expresan en los altos índices de violencia y violaciones de derechos, en todas las áreas afectando a determinadas poblaciones y sus múltiples identidades4.

La democracia participativa, inclusiva, transparente y con acceso a la información, es la base para el logro de la Agenda 2030 en nuestros países, en nuestra región y, debería serlo en este foro. Aquí en la CEPAL tenemos la oportunidad de que América Latina y el Caribe le muestre al mundo que podemos hacer mejor las cosas, asegurando la articulación entre gobiernos y sociedad civil. La democracia es diálogo y respeto a las diferencias. Exigimos voluntad política a nuestros gobiernos para encarar los enormes retos y desafíos que existen en América Latina y el Caribe, para enfrentar la pobreza y las desigualdades, sin dejar a nadie atrás. No hay tiempo que perder. ¡El 2030 es ahora!

Santiago de Chile, 25 de abril de 2019

1.Carta de las Naciones Unidas. Preámbulo.

2.A/RES/70/1 (2015)

3.Incluyendo los derechos civiles y políticos, económicos sociales y culturales, medioambientales y de los pueblos indígenas, así como los derechos sexuales y los derechos reproductivos.

4.Mujeres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes, personas mayores, lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersex, pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos, personas con discapacidad, personas que viven con VIH/sida, tuberculosis, personas privadas de libertad, en situación de calle, migrantes, refugiados, dirigentes y activistas sindicales, estudiantiles, trabajadores, trabajadores rurales, pescadores artesanales, trabajadoras sexuales, trabajadoras del hogar, periodistas, entre otras.