Multimedia

Noticias

Aborto. El Frente Amplio reflota el tema; los blancos ratifican oposición

Publicado el 15/11/2009

Magdalena Cabrera

La polémica por la despenalización del aborto, uno de los temas más debatidos bajo este gobierno y que dividió las internas de todos los partidos políticos, apareció en el tramo final de la campaña electoral.

El viernes 13, en un encuentro con organizaciones de mujeres, la fórmula del Frente Amplio, José Mujica-Danilo Astori, se comprometió a promover la legalización de la interrupción del embarazo, pese a la posición contraria del Presidente Tabaré Vázquez en estos años, que lo llevó a vetar parcialmente la ley de salud sexual y reproductiva.

La Iglesia Católica, en tanto, ha llamado a no votar a aquellos candidatos que incluyan el aborto en sus programas. Para la Iglesia, hay “principios no negociables” como la protección a la vida y la familia.

De los dos candidatos que disputarán el balotaje el domingo 29, Mujica y el nacionalista Luis Alberto Lacalle, solo el primero apoya la interrupción del embarazo.

Marcha. La Mesa Coordinadora Nacional por la Vida convocó a una marcha para el lunes 23 -hora 19 entre la Universidad de la República y Plaza Libertad- a fin de manifestarse en contra del aborto. Néstor Martínez, director de la Mesa Coordinadora, dijo a El País que si bien se instará a votar por el candidato que se pronuncie en contra del aborto, esto es secundario, ya que el tema “está por fuera de los partidos”. Martínez dijo que la despenalización del aborto constituye un “elemento central a la hora de evaluar una propuesta política”.

En el encuentro del viernes con las organizaciones de mujeres, Mujica se mostró partidario de instalar nuevamente la discusión y rechazó el “machismo incrustado” en la sociedad. A su vez, sostuvo que de ser presidente difícilmente vete alguna ley aprobada por el Parlamento. Por su parte, Astori agregó que el Frente Amplio tiene “la conciencia muy desarrollada para trabajar en políticas de género” y recordó que tanto él como Mujica votaron la ley de Salud Sexual y Reproductiva y que lo volverían a hacer.

IGLESIAS. El pronunciamiento de la Iglesia Católica exhortando a sus filas a no votar a los candidatos que apoyen el aborto, va en línea con la posición de los evangelistas.

El pastor de la Iglesia Evangélica, Misión Vida para las Naciones, Jorge Márquez, dijo a El País que “esta campaña ha sacado a la luz que no existe neutralidad en cuestiones filosóficas o de fe. Hay valores que para nosotros son fundamentales, pero ahora resulta que hay otros nuevos que dan por tierra nuestra conciencia”.

“Nos hemos puesto a opinar de política porque los políticos se han metido con nuestras convicciones”, manifestó Márquez, que apoya la candidatura de Lacalle.

PARLAMENTO. La reelecta senadora socialista Mónica Xavier, una de las principales impulsoras de la ley de Salud Sexual y Reproductiva, aseguró que está “comprometida con la despenalización del aborto” y por lo tanto va a estudiar la manera de implementarla en la nueva legislatura.

Por su parte, la diputada electa Ana Lía Piñeyrúa aseguró que el Partido Nacional tiene una declaración de principios, en donde se establece el respeto a la vida desde la concepción. Si bien advirtió que ella no podría hablar en nombre de todo el partido, expresó que “tradicionalmente la postura de los nacionalistas en este tema ha sido unánime”.

Alma Mallo, diputada electa por el Partido Colorado (Lista 10) sostuvo que para ella el aborto supone “cortar una vida”, pero adelantó que está dispuesta a “hablarlo largo y tendido” y escuchar las otras propuestas. Cuestionó el argumento de que la despenalización del aborto ayudará a la igualdad de oportunidades. “Yo ando por los barrios haciendo obras sociales hace muchos años y he visto que muy al contrario, la gente tiene al bebé para cobrar asignaciones”, dijo.

Fuente: El País