Multimedia

MYSU en los medios

Mujeres y disidencias se manifestaron en distintos puntos de Montevideo contra la violencia de género

Publicado el 26/11/2020

Medio: La Diaria

Escribe: Stephanie Demirdjian

Denunciaron las formas de violencia machista, recordaron a las víctimas y reclamaron presupuesto para la implementación integral de la Ley 19.580.

Organizaciones y colectivos feministas de todo el país convocaron a movilizarse este miércoles contra las distintas formas de violencia basada en género por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Hubo talleres, concentraciones, marchas y en algunas ciudades la invitación era a una lectura de proclama. En todos los casos, debido a la pandemia de covid-19, se exhortó a participar con tapabocas y respetando la distancia la física.

En Montevideo, los colectivos Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) y Gozarte inauguraron la jornada con una performance al mediodía en la plaza Independencia. Por la tarde, una decena de colectivos feministas convocaron a marchar desde la Intendencia de Montevideo (IM) hasta la plaza Libertad bajo la consigna “Ni sumisas, ni encerradas: en la calle organizadas”, mientras en la plaza 1º de Mayo la Intersocial Feminista se concentró con el lema “Violencia de género, responsabilidad de Estado”.

El llamado de las “criadas”

Decenas de mujeres y disidencias con capas rojas y gorros blancos irrumpieron al mediodía en la plaza Independencia en silencio, serias y con la cabeza gacha. No era la primera vez que recreaban El cuento de la criada, la novela distópica de la escritora canadiense Margaret Atwood en la que plantea la creación de un país donde las mujeres son obligadas a someterse, renunciar a su autonomía y parir para las clases poderosas. Sin embargo, el impacto nunca deja de ser fuerte. Esta vez, además, las “criadas” llegaron a las puertas de la Torre Ejecutiva, donde entregaron un documento a las autoridades con algunas de las demandas de MYSU y Gozarte, los colectivos que coordinaron la intervención artística.

En el marco de este #25N, exigieron al Estado “políticas públicas que aborden las desigualdades de género de forma estructural para prevenir la violencia machista”, la “transversalidad de la perspectiva de género en todas las acciones e instituciones de gobierno” y la implementación de un “plan de acción ante la declaración de la emergencia por violencia basada en género con presupuesto acorde a esta prioridad”.

Los colectivos pidieron un sistema de respuesta a la violencia de género que asegure “acceso a la Justicia, mecanismos de denuncia claros y eficaces, no revictimización de quienes denuncian y reparación para una vida libre de toda forma de violencia”.

También solicitaron prestar atención a las consecuencias de la pandemia que afectan especialmente a mujeres y disidencias. En este sentido, exigieron incorporar la perspectiva de género a los protocolos por emergencia sanitaria y que se brinde “especial apoyo a quienes están en la primera línea de atención y cuidados en la salud, la educación, ollas populares y otras medidas solidarias, así como renta básica dirigida especialmente a mujeres jefas de hogar”. La proclama cierra con un pedido: “No queremos un Estado ausente cómplice de la violencia patriarcal”.

Organizadas y en las calles

“Hoy no están todas nuestras voces porque desde la tumba no se puede gritar”, decía un cartel color lila decorado con glitter que sostenían dos chicas paradas en la mitad de la explanada de la IM. A unos metros, otra levantaba una cartulina blanca que en letras violetas y negras exponía: “No es justo tenerle miedo a existir”. A su alrededor, mujeres y disidencias autoconvocadas, colectivos feministas y otras organizaciones se preparaban para marchar hasta la plaza Libertad, con la misma consigna: “Ni sumisas, ni encerradas: en la calle organizadas”.

Antes de iniciar la marcha, los distintos colectivos que adhirieron a la convocatoria leyeron sus proclamas: Colectivo Feminista Violeta; Comisión de Género de la Sociedad Uruguaya de Actores; Comisión Feminista Our Voice; ¿Dónde están nuestras gurisas?; Encuentro de Feministas Diversas (EFD); MYSU y Gozarte; Minervas; Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries en Uruguay; y Unión Trans.

“No aceptaremos más la violencia en nuestros hogares, donde tantas veces somos tratadas como una posesión, como alguien que debe cumplir y que no es libre de ser”, advirtió Our Voice, ya que “el machismo nos condena cada día cuando nos miran, cuando nos acosan, cuando nos tocan, cuando nos abusan, cuando nos violan y cuando nos matan”.

Las palabras de todos los colectivos recordaron a las víctimas de femicidios, a las mujeres, niñas y adolescentes que cayeron en redes de trata y explotación sexual, a las que sufrieron y sufren abuso, acoso y violencia de cualquier tipo en todos los ámbitos de la vida. También a las desaparecidas: el colectivo ¿Dónde están nuestras gurisas? denunció en ese sentido que, detrás de cada desaparición, “hay múltiples violencias y vulneraciones, omisiones del Estado, violencia sexual, redes de trata y narcotráfico”.

Las mujeres y disidencias exigieron un presupuesto que permita implementar de principio a fin lo que establece la Ley 19.580 de violencia basada en género. Porque “aunque pesa una declaración de emergencia nacional, se definió postergar para 2024 la implementación completa”, como expresó EFD.

Rechazaron la ley de urgente consideración (LUC) debido a que, como señaló el Paro Internacional de Mujeres, “Violenta el mandato popular, antipunitivo, de cara a generar su marco de ajuste y reforma del Estado para favorecer a los sectores de concentración del capital que profundizan cada vez más las condiciones de desigualdad en las que nos encontramos las más pobres que vivimos en este territorio”.

Y aplaudieron cuando la vocera del Colectivo Feminista Violeta pronunció: “Ante el patriarcado, ¡más feminismo popular! Somos mujeres, colectivos y organizaciones sociales en resiliencia y nos levantamos con el puño en alto”.

LINK A LA NOTA COMPLETA